maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

miércoles, mayo 11, 2005

RIDLEY SCOTT SE VA A LAS CRUZADAS

EL REINO DE LOS CIELOS (***)
Uno de los pocos genios del actual cine nos regala esta vez, su peculiar versión sobre este episodio histórico, demostrándonos, una vez más su valía para recrear imágenes de poderosa belleza, como ya demuestran la mayoría de sus anteriores títulos (sobre todo ALIEN y BLADE RUNNER).
Pero en este caso la cosa se queda ahí.
Con la excusa de que existe un montaje de hora y media más (¡¡hora y media!!) que verá la luz el año que viene en una de esas ediciones lujosas para el dvd (sobraría decir aquí que Ridley Scott es el inventor del término Director´s cut), Scott nos cuenta una historia de personajes que entran y salen en la acción de la misma forma que los clientes de una cervecería; todos ellos, interesantes algunos como el de Edward Norton, convencionales otros, como el de Eva Green (cuya belleza llena la pantalla), pululan alrededor del de Orlando Bloom, actor que aquí tiene un preocupante parecido con otro actor de su “talla interpretativa”: Charlie Sheen. Y es que haber puesto a semejante elemento al frente de un excelente reparto ha sido uno de los mayores errores de nuestro querido Ridley (y pensar que fue él quien lo tiró de un helicóptero en otra de sus obras maestras BLACK HAWK DERRIBADO… ay, si lo hubiera hecho de verdad….). El montaje, pues, se resiente sobre todo en su primera hora donde los acontecimientos se suceden a una velocidad increíble sin que al espectador le de tiempo a disfrutar de alguno de los aciertos del film (todo lo referente al personaje de Liam Neeson), para llevarnos a una parte final con momentos geniales pero que dejan una sensación de deja vú y haciéndonos pensar sobre la idea de que a Ridley Scott no le hacía falta realizar este largometraje, que se queda al final como una correcta película de aventuras que pudo haber sido más y no lo fue porque a Scott no le dio la gana (malditos montajes de directores).
Una última cuestión que dejo para que os comais un poco el coco: ¿por qué en la mejor escena de la película Scott utiliza la música de otra película (EL GUERRERO Nº13), algo que jamás había hecho antes?¿no será que no estaba contento con la, por otro lado aburrida música, de Harry gregson Williams?¿qué estaría haciendo Hans Zimmer?

2 Comments:

At 6:40 p. m., Anonymous Liberty Valance said...

Hombre, usar la música de otra película no lo habrá hecho pero lo que sí hizo fue usar imágenes de otra película (en el director's cut de "Blade Runner" usa imágenes de "Legend").

 
At 6:59 p. m., Anonymous Jerome said...

Es cierto que el inicio de la película es bastante caótico, no se comprende por ejemplo por que milagro o avatar del destino llega Orlando Bloom a Oriente, pero... la verdad es que el resto de la película no pierde el ritmo en ningún momento de forma grave. Creo que sería justo decir que tras hacer varios ejercicios de imaginación o suposición la primera hora de película, luego te sientes recompensado, ya que como dices hay momentos realmente bellos. Pudiera ser que tras ver Troya, El reino de los cielos me parezca mejor de lo que es, pero en fin, a mí me ha gustado. Es curioso que no comentes nada sobre la lamentable interpretación de Jeremy Irons, incapaz de convencer a nadie durante su sobreactuado paso por la pantalla. A la película le daría (*** 1/2).

 

Publicar un comentario

<< Home