maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

martes, octubre 11, 2005

Jean-Luc Godard y su amor por el Cine

"BANDA APARTE"
A finales de los 50 y principios de los 60 estalló una nueva vertiente en Francia, en cuanto a Cine se refiere, denominada "Nouvelle Vague", de la que algunos de sus máximos representantes fueron François Truffaut o Jean-Luc Godard, que fue el director en 1964 de esta película que bien se la podía haber ahorrado, y nos hubiera hecho a todos un favor enorme, porque a pesar de su desastrosa influencia en el cine posterior, es una de las experiencias más desafortunadas que se puedan tener viendo una película.

Cuenta la historia de dos amigos inseparables que, en unas clases de inglés conocen a una hermosa chica a la que convencerán para dar un golpe que cambiará sus vidas. Mientras tanto, se dedicarán a disfrutar de los días que pasan entre risas y locuras varias. Evidentemente el amor nacerá entre los tres, y eso siempre trae problemas.

Los actores que interpretan a dichos personajes son Sami Frey y Claude Brasseur haciendo de dichos amigos, un poco desfasados interpretativamente hablando; y en el papel de chica, la preciosa Anna Karina, con un rostro hermoso donde los haya, aunque esto no salve la película ni de lejos.

Godard siempre ha sentido un profundo amor por el Cine, aunque no lo haya demostrado, por lo menos en esta película, donde siguiendo las constantes de este tipo de cine, logra que el espectador se aburra como una ostra y nunca llegue a conectar con los personajes por muy realista que pretenda ser el director. Intenta vestir la película de un aire melancólico romántico, ayudado por una voz en off que pretende ser como los pensamientos internos de los personajes, o explicar lo que en imágenes no se explica. Y además esto rompe con algunas de las absurdas situaciones que se dan en el film.

La historia de esta película era perfecta para Truffautt, cuya sombra planea a lo largo y ancho del film, pero Godard nunca será Truffautt, afortunadamente. Dos directores de una misma vertiente, pero con una gran diferencia entre ellos, uno sabe y el otro no.

Paso de Godard, y de la "Nouvelle Vague", y estoy de acuerdo con la observación que hizo Billy Wilder en su momento, esto ya se hacía hace años y mejor. Por cierto, Bernardo Bertolucci hizo un homenaje a esta película en su fallida SOÑADORES. Bodrio.

5 Comments:

At 10:09 p. m., Blogger Augie March said...

Godard me parece un pedorro. "Al final de la escapada" es memorable únicamente por Jean Seberg. El resto, lamentable. Truffaut me gusta más, pero lo que más me gusta de Truffaut es lo que más me gusta de la N.V., el homenaje al cine americano clásico.

¿Quién podría reprochar algo al director de una película llamada "El hombre enamorado del amor"?

 
At 2:00 a. m., Blogger Red Stovall said...

Es que hay un abismo entre Godard Y Truffaut. AL FINAL DE LA ESCAPADA me parece insoportable, pero Truffaut...eso es otro cantar.

 
At 11:28 a. m., Anonymous widobro@yahoo.es said...

Godard es el cine. Atrapa improvisadamente la realidad, auténtica y libre, es el salvador del cine, me refiero a las primeras peliculas, no a las piliticas y experimentales. Ayer vi en la 2, Fallen Angels, peor, pero va por ese camino. Me quedo con Pierrot el LOco, Banda Aparte y Vivir su vida

 
At 8:39 p. m., Blogger fruitman said...

qué gran verdad... sin embargo, a veces parece que se da más importancia a Godard que a Truffaut... en fin, te recomiendo el blog putogodard.blogspot.com

saludos

 
At 3:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

jajaja BUENÍSIMO el blog de puto Godard. Hacía tiempo que no me reía tanto.

 

Publicar un comentario

<< Home