maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

miércoles, julio 19, 2006

'La Profecía' de John Moore

Lo mejor: los asesinatos.

Lo peor: un montón de efectismos visuales y que es casi calcadita a la original.

Valoración: 3 sobre 10

Mi crítica: en Blogdecine.

4 Comments:

At 1:22 p. m., Blogger Rosenrod said...

Sí, Red; pero el problema es: ¿qué hacemos con las tantísimas hornadas de chavales que acceden a esta película porque en los canales generalistas (¡toma ya!) no pueden ver la otra ni por asomo? (pedirles que vean TCM o similares ya suena a coña). A este paso, los que vayamos por ahí diciendo: "era mucho mejor la original" nos van a tener por el Abuelo Batallitas :)

Un saludo!

 
At 1:26 p. m., Blogger Red Stovall said...

Pues creo que es un problema de educación. La mala educación (y no me hagan el chiste) lleva a una más que posible ignorancia.

¡Ojo! hablo en lo referente a la cultura. Hay que aclararlo que hay mucho susceptible por ahí.

Saludos.

 
At 5:11 p. m., Anonymous Marnie said...

Yo sólo sé que cuando era pequeña, por la televisión pública (porque no había otra) y en horario de máxima audiencia programaban ciclos de cine clásico estupendos. Y cuando no, aquellos montajes teatrales de producción propia, y cuando no cosas como "Historias para no dormir", etc. Yo me crié con eso y, la verdad, me importa un pepino que suene a batallitas de la Abuela Cebolleta, porque doy gracias a que pertenezco a esa generación catódica. Ahora, en las cadenas de alcance estatal y en esa misma franja horaria sólo podemos ver reality shows, cine malo, series pésimas y caspa diversa. No me extraña que la chavalada actual tenga un criterio cinematográfico como el que tiene. Para encontrar aquello otro o te quedas despierto hasta las cinco de la madrugada, que es cuando pasan ese tipo de cine, o tienes que rebuscar en cadenas locales muy pequeñas, que son las únicas que compran aquellas películas, o te abonas a un canal de pago. Qué irónico que a eso se le llame progreso, y que llegara conforme la democracia se iba fortaleciendo en el país y se ampliaba la oferta televisiva: La cultura al alcance de unos pocos. Y que luego me vengan a demonizar Internet, que ya se sabe que democratizar la cultura no puede ser nada bueno.

Pero a mí lo que me molesta más de este remake es que el crío ya no lleve aquel gorrito casquete, con visera y orejeras, tan mono.

 
At 5:16 p. m., Blogger Red Stovall said...

Marnie, demandamos mierda y nos dan mierda. Nosotros mismos nos los buscamos.
Los de nuestra generación empezamos a ser mirados como bichos raros.

 

Publicar un comentario

<< Home