maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

lunes, agosto 15, 2005

Tim Burton en su salsa

"CHARLIE Y LA FABRICA DE CHOCOLATE"
Burton siempre expresó su gusto sobre la anterior versión de la novela de Roal Dhal, por cierto un libro considerado de culto en los Estados Unidos, de ahí, el enorme éxito en taquilla de esta película. Consideraba aquel film, con Gene Wilder de protagonista, como poco fiel a la famosa obra. La verdad es que comparando ambas películas, la diferencia no es tanta, sólo varía su parte final. Aunque yo solo me centraré en la versión de Burton, la antigua, de 1970, no la recuerdo bien, sólo que de pequeño me había impresionado.

Tenía mucho miedo antes de ver este film, pues Burton es capaz de hacer grandes películas, como EDUARDO MANOSTIJERAS o BIG FISH, o enormes basuras, como MARS ATTACKS o EL PLANETA DE LOS SIMIOS, asi que las expectativas hacia este film eran un poco temerosas.
Pero hete aquí que el señor Burton nos sorprende y nos cuenta un cuento, en el sentido literal de la expresión, con las herramientas del cine evidentemente y lo hace de maravilla, en casi todos los aspectos.
Y digo "casi" porque la historia peca un pelín de previsible, pero sinceramente a mí me da igual, BURTON ME ESTA CONTANDO UN CUENTO, COMO CUANDO ERA PEQUEÑO, Y ME HACE REIR Y EMOCIONARME COMO UN NIÑO.
La historia tiene todas las constantes del cine de Burton, personajes raros, como los cuatro insoportables y sus respectivos padres, que acompañan a Charlie en su viaje por un mundo de ensueño; y personajes todavía más raros como el propio Willy Wonka, sin lugar a dudas, personaje del que el director está enamorado, un personaje muy parecido a Eduardo Manostijeras o al Pingüino en BATMAN VUELVE, un personaje solitario falto de amor. Lo interpreta el, probablemente, mejor actor joven, de la actualidad, aunque yo me atrevería a decir, uno de los cinco mejores actores vivos, Johnny Depp, en una interpretación increíble y de Oscar, digan lo que digan.

Luego está esa fábrica, que el diseñador artístico ha logrado plasmar de forma magistral, con unos decorados impresionantes, si no ganan el Oscar me enfadaré mucho.
Y encima se permite el lujo de meter números musicales, que no parecen números musicales, eso sí, todos desternillantes, protagonizados por unos pequeños seres amigos de Wonka, cruciales en la historia.
Y luego está el mensaje, aquí hay un QUÉ muy claro, se podría decir que es una apología de la familia, y me da igual quién la quiera atacar por ello. Tim Burton me ha hecho retroceder a mi infancia, me ha hecho soñar, me ha hecho querer comer más chocolate y me ha hecho disfrutar de una gran película. Creo que muchos la rechazarán, se han olvidado de la inocencia, yo creo que debería haber más cine como éste. Magistral.

3 Comments:

At 9:35 p. m., Blogger Brianda said...

Absolutamente de acuerdo en todo, sólo una pequeña corrección: Willy Wonka, no Monka :) Personaje del que se enamora el Sr.Burton y cualquier otro (al menos yo :P).

Lo que más me ha sorprendido de esta película es que a pesar de que, como bien has dicho es todo el tiempo absolutamente previsible, logra devolverte a la más inocente infancia, te entra por los sentidos y te arranca de lo más profundo una mirada infantil. Una peli para disfrutar a lo grande siendo pequeños de nuevo!!

 
At 1:18 a. m., Blogger Red Stovall said...

Wonka, es verdad, qué fallo.
Me alegro de que te haya gustado, aunque creo que habrá mas gente a la que no le guste que viceversa. Una pena.

 
At 1:47 a. m., Anonymous Hyde said...

Pos yo no veo que ponga Monka por ningún lado...jejeje

 

Publicar un comentario

<< Home