maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

jueves, septiembre 29, 2005

Shakespeare, Pacino, Irons: buenos ingredientes no siempre hacen un buen producto

"EL MERCADER DE VENECIA"
Siempre que una nueva película basada en una obra de William Shakespeare se estrena, casi todo el mundo se pone a la defensiva; las adaptaciones del genial autor suelen asociarse con "aburrimiento", "largo", "palabras y más palabras en un lenguaje difícil" y "sueño".

A la espera de que Kenneth Branagh vuelva con otra de sus películas, tenemos que conformarnos con esta aproximación a la obra del autor inglés.

Dirigida por Michael Radford que todavía vive de ser el director de la sobrevalorada EL CARTERO, narra la deuda que contrae un comerciante con un judío en la Italia de 1596, y las consecuencias que acarreará el cobro de esa deuda; y como en toda buena obra de Shakespeare que se precie, también se habla de amor, aunque debe de ser en el libro, porque en la película eso flojea de forma preocupante.

El reparto está encabezado por estrellas. Al Pacino está sensacional como comerciante judío que quiere por todos los medios que se haga justicia y se cumpla su demanda; ofrece momentos muy buenos y aunque sobra decirlo, es conveniente escucharlo en versión original. Jeremy Irons, cuyo personaje contrae la deuda con el anterior, una mezcla entre atormentado y piadoso, anda un pelín perdido, como preguntándose "¿pero qué hago yo en esta película?", pero también está bien. El tercero en discordia es Joseph Fiennes que... ¡la madre que lo parió, qué mal actor es!, por cierto, es la misma madre que parió a su hermano Ralph, el cual le lleva unos años en edad, y unos siglos en cuanto a interpretación...¡qué coño!¡a Joseph Fiennes le llevo yo siglos en interpretación!. Del resto del reparto mejo ni hablar.

Radford demuestra que la obra le queda grande, durante dos horas trata de explicarnos una serie de acontecimientos que intentan sean interesantes para el espectador, pero no se procupa de hacerlos coherentes y lo que es peor, creíbles. La parte inicial está bastante forzada y la final es totalmente inaceptable por culpa de unos giros de guión que, da igual la base que tengas, en la película quedan muy mal.

En el aspecto técnico mo hay nada que reprocharle, faltaría más.
En fín, que si no la hubiera hecho Michael Radford, otro gallo cantaría. Floja.

8 Comments:

At 7:02 p. m., Blogger Teresa said...

jo, como está el patio ultimamente... ya da miedo ir al cine!

 
At 8:41 p. m., Blogger Carmen said...

Muchas gracias por el comentario. Tenía mis dudas, pero ahora seguro que no iré a verla.
:-)

 
At 9:01 p. m., Blogger lidia said...

Juaas, completamente de acuerdo con lo de Joseph Fiennes... siento escalofríos al recordar "Suavemente me mata". Shylock es uno de mis personajes favoritos, y se supone que a mí me tenían ganada de antemano. Aún así me aburrí como una ostra...
Un saludo.

 
At 9:23 p. m., Anonymous Ferre said...

¿Está Brannagh preparando otro Shakespeare? Porque dirán lo que quieran sobre sus traslaciones temporales, pero sus versiones me parecen muy buenas.

 
At 9:03 a. m., Blogger Jeremy Fox said...

Branagh está dirigiendo "Como gustéis", si no me equivoco. La espero como agua de mayo.

 
At 1:17 p. m., Anonymous Francis said...

Me gusta tu blog, seguiré visitándolo. Te invito al mío: http://cine100.bitacoras.com

Sobre Shakespeare y el cine... El mejor, sin duda, es Brannagh. Sus cuatro horas de Hamlet es la mejor adaptación del dramático inglés al cine, pienso yo. Y es que, a pesar de lo entretenido que puede resultar Shakespeare, no es fácil adaptar sus obras a un cine excesivamente comercial.

 
At 2:06 p. m., Blogger Red Stovall said...

Teresa y francis, bienvenidos, de acuerdo en lo de Brannagh, además este director hace algo que los demás no hacían a la hora de adaptar a Shakespeare: aporta algo suyo. Y la enorme pasión con la que dirige..buff emocionante.
Lidia, SUAVEMENTE ME MATA es una enorme mier... que me provocó pesadillas después de verla. Te recomiendo FOREVER MINE de Paul Scharder, donde se le aguanta porque la historia es preciosa, de esas en las que un hombre hace todo lo que hay que hacer para conseguir a la mujer que ama..sí, una debilidad, pero es que soy un romántico.

 
At 2:22 p. m., Blogger yojimbo said...

parece que Branagh prepara otra peli basada en Shakespeare "As you like it"... así que podemos esperar ansiosos...

 

Publicar un comentario

<< Home