maeloCinema, blog by Red Stovall

en la oscuridad de una sala de cine nos encontraremos en otros lugares, otras historias, otros sueños...

domingo, septiembre 25, 2005

Título clásico inédito en nuestro país.

"LOS CONDENADOS NO LLORAN"
Pertenece a la colección sobre Joan Crawford de la que hablaba hace dos posts, y que ahora tenemos oportunidad de ver gracias a la iniciativa de la Warner.
Dirigida en 1950 por Vincent Sherman, otro de esos artesanos desconocidos para el populacho, narra cómo una mujer de clase media pobre decide, tras un importante incidente, abandonarlo todo, cambiar de aires, y conseguir, bajo cualquier precio, el éxito, dinero y fama necesarios para disfrutar de la vida antes de que se le queme el arroz (o sea, antes de los treinta); a partir de ahí la espiral de corrupción y violencia en la que se verá envuelta llegará hasta límites insospechados.
El director realiza un trabajo muy, pero que muy correctito, sin pasión ninguna y bastante impersonal, aunque por lo menos, entretenido.
Crawford que evidentemente sobresale del resto del reparto, compone un personaje complejo con su habitual convicción. Es impresionante cómo esta actriz era capaz de transmitir en un mismo rol, dureza, sensualidad y fragilidad de forma única. Supo como pocas desentrañar el complicado y fascinante universo femenino, con todos sus matices y riquezas; era una mujer al 100%. Es una pena que en ocasiones sus aptitudes se relegaran a películas como ésta, que sin ser mala, no pasará (no pasó) a la Historia.
El probelma: un guión en ocasiones demasiado forzado; un ritmo cambiante durante toda la proyección, y demasiados personajes desaprovachados que entran y salen de escena a su antojo.
Se ve, se disfruta con la Crawford y con el sabor del Cine añejo, y se olvida. Pasable.

2 Comments:

At 8:20 a. m., Blogger Jeremy Fox said...

Ser editada en dvd, 55 años después de su estreno, en una colección dedicada a su actriz principal ¿no es pasar a la historia?

Cada día nos volvemos más exigentes ;D

 
At 1:50 p. m., Blogger Red Stovall said...

No, es para que cinéfilos como tu o como yo, piquemos y nos hagamos con las pelis debido al amor por la Crawford. Y calla, calla, ojalá se edite todo en dvd.

 

Publicar un comentario

<< Home